logo fundacion trans

30 Años de Democracia

Área de Ciencias Sociales

Para muchos de los que convivimos de un modo u otro con la última dictadura militar pensar que este 10 de diciembre se cumplen 30 años de democracia resulta emocionante. Y para aquellos que además de ciudadanos emocionados somos docentes aparece, imprescindible, la cuestión de la transmisión a nuestros estudiantes de la relevancia de este acontecimiento.


Para los chicos, nacidos en los últimos años de los ´90 o apenas comenzando el nuevo siglo, el golpe de estado del ´76 puede resultar un acontecimiento más en la línea de tiempo de la Historia Argentina, algo apenas menos remoto que la Revolución de Mayo o la Crisis del ´30. Por eso los profesores del Área de Ciencias Sociales nos propusimos -desde diferentes materias y a través de diversas actividades – tomar como eje de trabajo algunos de los aspectos que involucran los 30 años de democracia: qué fue la dictadura, por qué el genocidio, cuál es la importancia de la memoria, cómo recordar, y sobre todo, como valorizar y defender la democracia (siempre perfectible) que hoy tenemos.
¿Y si esto pasa de nuevo? se preguntaba Italo (5º año) refiriéndose a la última dictadura, mientras trabajábamos en clase. Había logrado captar el horror escondido detrás de esa palabra, que a veces se usa tan livianamente.
Creemos que la educación es la respuesta a la pregunta de Italo. Para eso enseñamos: para que nunca vuelva a pasar.

Prof. Mariana Márquez

2º Año: Pensar los 30 años desde un proyecto de investigación

Diseño de Programas y Proyectos (DPP) es una materia de 2° año, en la cual se ponen en juego las estrategias aprendidas el año anterior en Metodología de Estudio. Uno de los principales ejes de trabajo de la materia es el desarrollo de la capacidad de los estudiantes de expresar ideas, opiniones con argumentos, analizando críticamente las distintas fuentes utilizadas en la resolución de los trabajos propuestos.
En la reunión del Área de Ciencias Sociales del mes de Marzo nos propusimos tomar como eje transversal los 30 años de democracia. Por eso, el segundo trabajo práctico propuesto en DPP hizo foco en esa temática. Para ello se solicitó a los estudiantes que buscaran información sobre el tema, previa orientación del docente acerca de criterios para distinguir fuentes fidedignas de las que no lo son: no da lo mismo El Rincón del Vago que la página del Canal Encuentro, por ejemplo.
Los resultados de sus búsquedas fueron diversos: algunos se centraron en la dictadura para compararla con la democracia mientras que otros se detuvieron en características específicas de los modelos político-económicos de los presidentes democráticos de estos 30 años. En clase analizaron individualmente cada uno de los materiales seleccionados y luego formaron parejas de trabajo que tenían como tarea organizar y planificar a partir de todo lo leído sus propias redacciones. Para esto debían relacionar, jerarquizar, comparar, distinguir las ideas que querían recuperar de las distintas fuentes con el desafío adicional de elaborar un texto propio.
Este trabajo tuvo la particularidad, debido a la riqueza del tema, que fue presentado y evaluado en dos instancias: una escrita (en tanto presentación de las fuentes analizadas individualmente con la redacción elaborada en grupo) y una oral, en la cual cada equipo de trabajo le presentaba a toda la clase lo realizado.
Resulta necesario resaltar que los estudiantes demostraron mucho interés con respecto al tema y se involucraron en una forma que iba más allá de la simple resolución de un trabajo práctico. Por ejemplo, en los debates entre los compañeros para ver qué y cómo redactaban su trabajo se escuchaban anécdotas familiares que referían algún momento de estos 30 años de democracia.
En las presentaciones orales, también se evidenció un clima político propio del espacio educativo, con participación, entusiasmo y respeto por la diversidad de opiniones. Para concluir, los objetivos propuestos por el Área de Ciencias Sociales para este año, fueron vivenciados en estas clases.

Prof. Bibiana Brunetti

3º Año: Las dictaduras en América Latina - Visita al Parque de la Memoria

La visita realizada al Parque de la Memoria en el mes de abril permitió a los alumnos de 3º Año establecer relaciones con temas que estábamos trabajando para la misma época en las clases de Geografía: la influencia de los Estados Unidos en América Latina a través del tiempo y el caso concreto del Plan Cóndor y la imposición de dictaduras en la región. En las fotos que sacaron y en los epígrafes que escribieron intentaron poner de manifiesto esas relaciones. También indagaron y reflexionaron, algunos con ayuda de sus familias, sobre las marcas que dejó la dictadura en el paisaje urbano porteño y en la sociedad argentina.

Prof. Mariana Márquez

 
Parque de la MemoriaEl Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado nos movilizó porque ya habíamos escuchado hablar sobre los 30000 desaparecidos, pero era solo una cifra. En cuanto vimos aquellos muros se nos aparecieron con nombre y apellido. Ya no eran solamente 30000 desaparecidos, eran personas de carne y hueso que ya no volverían a existir nunca más. Nos dimos cuenta de que para los familiares de los desaparecidos ese monumento, esa placa con un nombre era la tumba de esa persona. Como en muchos casos los cadáveres no fueron encontrados, ese es el único lugar donde los familiares pueden llorar a los desaparecidos. Es el único lugar donde pueden hacer el duelo y pensar que son reconocidos y que se sabe la injusticia a la que fueron sometidos.

 

Belén Marengo - Florencia Ricarde – Constanza Saito Lado.

 


Pablo MiguezLa obra que más me impactó fue Reconstrucción del Retrato de Pablo Miguez por la artista Claudia Fontes. (...) Es el retrato de un niño adolescente secuestrado durante la dictadura militar. Ellos borraron su presencia, sus fotos y también su identidad, convirtieron a Pablo en Nadie. Pero ese Nadie era una persona, existió, no se lo debe olvidar. El emplazamiento de la escultura en el rio, que se encuentra en donde los militares arrojaban durante la dictadura a los prisioneros para hacerlos desaparecer (procedimiento más conocido como los Vuelos de la Muerte), me transmite una sensación de paz y serenidad. Al estar flotando la plataforma, con el ondular del agua, la estatua parece tomar vida.

Germán Mogni

 

5º Año: Argentina Contemporánea – La última dictadura

Si bien la Dictadura 1976-1983 forma parte de los contenidos que habitualmente desarrollamos en Argentina Contemporánea, este año decidimos darle al tema un espacio mayor en el marco del proyecto por los 30 años de democracia. Trabajamos con un interesante material: Pensar la Dictadura: Terrorismo de Estado en Argentina, producido por el Programa Educación y Memoria del Ministerio de Educación de la Nación Argentina, que condensa en veinticinco preguntas y respuestas qué fue la dictadura. Terrorismo de Estado y Terrorismo de Mercado fueron ejes centrales del análisis que propusimos a nuestros alumnos pero también aquellas huellas/marcas que se prolongan desde aquellos tiempos hasta el presente en la sociedad argentina. Como actividad de cierre les pedimos que diseñaran grupalmente una lámina que expresara, a través de imágenes, la importancia de la democracia a treinta años de su recuperación.
Estos trabajos fueron posteriormente expuestos en la muestra Los vuelos de la vida – 30 años de democracia, que organizamos en forma conjunta con el Área Artística. Puede accederse a la muestra virtual ingresando al blog: http://losvuelosdelavida.blogspot.com.ar/

Prof. Horacio Busto y Mariana Márquez

Cómo recordar

¿Cómo garantizar el recuerdo? ¿Cómo hacer para que los horrores cercanos en el tiempo no se transformen en palabras y espacios huecos, vacíos, fríos y tranquilizadores para nosotros en la medida en que nos permiten depositar y dejar allí, afuera nuestro, todo el dolor que encerraron y que testimonian?
¿Cómo preservar la memoria? ¿Cómo hacerla presente en la construcción del hoy?
La memoria es un tema clave en nuestro tiempo y objeto de estudio privilegiado. Horrores cercanos y millones de muertos nos obligan a reflexionar sobre ella y a asumirla como desafío.
Testigo, testimonios, marcas territoriales y monumentales del horror. Cuerpos y espacios que fueron lugar de actos feroces nos ponen frente a la necesidad de pensar en cómo hacer para no olvidar y continuar.
En Estrategias de Desarrollo Personal nos acercamos a los horrores de los campos de concentración alemanes a través del relato de algunos de sus sobrevivientes que, al tiempo de sentir la necesidad de testimoniar lo que de otro modo suponen sería inimaginable para cualquier persona, señalan la insuficiencia del testimonio. Afirman que el testigo pleno de esa desmesura es el que allí murió.
Trabajamos la necesidad de memoria sobre los hechos y delitos de lesa humanidad más cercana a nosotros en el tiempo y el espacio ocurridos en el marco de la dictadura militar argentina de 1976. La desaparición como característica especial del régimen de terror instalado en ese período nos lleva a otro interrogante. ¿Cómo hacer presente la ausencia total? ¿Cómo marcar la falta por desaparición forzada?
El Parque de la Memoria, monumento a las víctimas del terrorismo de estado, es el resultado de las acciones que, en este sentido, llevaron adelante los organismos de Derechos Humanos. Desde 2009 y a través de una ley votada por la mayoría de los diputados de la ciudad de Buenos aires, se otorgó al Parque de la Memoria un marco jurídico y administrativo tendiente a preservar las políticas públicas de Derechos Humanos y la memoria a largo plazo.
Memorial, lugar de duelo en el que se hace patente la falta. Recorrimos el camino que como una cicatriz en la tierra nos conduce desde el comienzo del monumento (la pampa, la tierra firme) hasta el museo del sitio, frente al Río de la plata. Cicatriz formada por un muro bajo en el que se insertan, con algo de relieve, las placas recordatorias de las víctimas. Algunas de estas placas tienen el nombre de aquel cuerpo que fue reconocido y recuperado, pero muchas otras placas continúan vacías, sin nombre, y a la espera del hallazgo e identificación que le reponga el nombre al que es aún un desaparecido.
El respeto, el silencio y la perplejidad nos acompañaron a lo largo de todo el recorrido. Tocar las placas, leer los nombres, sacar cuentas y advertir que muchos eran muy jóvenes en el momento de su desaparición, casi como nosotros, dijo uno de los chicos, fueron acciones que espontáneamente realizaron.
Patentización de lo recuperado y de lo que aún falta; marca física en el territorio, el Parque de la Memoria da cuerpo a aquello que se intentó no lo tuviera.

Prof. Betina Bandieri

La construcción de la memoria, también en la escuela.

La memoria colectiva se va conformando a través del tiempo a partir de diferentes elementos que son la manifestación de nuestros recuerdos como sociedad. De generación en generación son transmitidos por padres, madres, tíos, abuelos, amigos e instituciones, una serie de valores, leyes, modos de relacionarnos, tradiciones y símbolos que nos permiten identificarnos como miembros de la misma sociedad donde sea que nos encontremos. La música, el cine, la literatura, el deporte, en fin, todas las manifestaciones culturales, transfieren recuerdos que pasan a formar parte también, de la memoria colectiva.
Si bien es cierto que en el período en el que se conforma el Estado-Nación se recurre a la invención de un pasado, a la exaltación de determinados personajes que oficiarían de elementos integradores de lo que sería la naciente sociedad argentina y que formarían parte de la cantidad de recuerdos con los que nos sentiríamos identificados luego, con el correr de los años, vivimos como sociedad una infinidad de situaciones que verdaderamente nos unen. Podríamos comprobarlo simplemente elaborando una lista de sucesos importantes que recordamos, de manifestaciones culturales que son significativas y que nos distinguen de otras sociedades. Seguramente encontraremos puntos en común si comparamos nuestro listado con el de amigos, familiares, compañeros de trabajo, incluso con nuestros hijos.
En la construcción de aquel pasado cumplió una función importante la escuela. De un tiempo a esta parte, la escuela ya no es la institución que se encarga de inculcar aquellos recuerdos que las clases dominantes consideraron necesarios para dar sentido a la integración de lo que sería la Nación Argentina. Nuestra función hoy es bien distinta. Nos proponemos analizar críticamente el pasado. Consideramos que parte de nuestra función es tomar los acontecimientos, procesos históricos que nos son cercanos e integrarlos a aquellos recuerdos que conforman nuestra memoria colectiva. A treinta años de la recuperación de la democracia, la escuela tiene la posibilidad, el desafío de trabajar la memoria reciente para no olvidar el horror, para poder construir, para mirar hacia adelante teniendo en cuenta el pasado, para que no se repita, nunca más.

Prof. Horacio Busto

30anios 1     30anios 2    

30anios 4