logo fundacion trans

Taller de fotografía.

Transitamos una época donde se publican más de cien millones de fotos por día en redes sociales, donde el uso y el acceso a un teléfono con cámara fotográfica ha realzado el concepto de que todos somos fotógrafos. Si bien existe una notable diferencia entre quien lo hace como hobby y entre quienes se forman como profesionales, el acto de disparar una cámara lo puede hacer cualquiera. 
Es sencillo pensar que está todo fotografiado, que no puede haber nada nuevo, sin embargo ser fotógrafo implica mucho más que un click. 

chicos1

A través de una imagen podemos transmitir sentimientos, emociones, contar historias y muchas cosas más, una fotografía es una parte de nosotros, los fotógrafos. Por ello nuestra percepción, nuestra historia, nuestro conocimiento, otorga tantos puntos de vista diferentes como personas fotografiando, lo que nuestros ojos ven, está condicionado por nuestra vivencia. 
La fotografía como herramienta de comunicación es clave en un mundo donde el discurso oral y narrativo busca reformularse y abrirse camino ante el auge del discurso visual. 
Desde el Taller de Fotografía intentamos reflexionar y profundizar sobre la importancia de saber cómo expresarse a través de las imágenes. Para ello se les brinda a las alumnas y los alumnos conceptos fotográficos, herramientas sobre el manejo de cámara, luz, composición, edición y muchos más, con prácticas activas en la primera etapa del año para asentar las bases. Siempre en sintonía con los valores sociales que reafirma el Instituto, en la segunda etapa del año, se afianza lo aprendido y se encara el proyecto de la muestra de talleres de fin de año. Es en este momento donde la fotografía junto con los y las participantes del taller se juntan para plasmar esa idea de la fotografía como herramienta de comunicación a través de una campaña de concientización sobre una problemática social a determinar. 
De esta manera el Taller se convierte en un vehículo para que aquellas personas que lo deseen y que sientan ganas de aprender a fotografiar, puedan apoyarse en el conocimiento fotográfico como parte fundamental del lenguaje visual. 
Las fotografías nos permiten reflexionar sobre quiénes somos, como es nuestro entorno y también nos permiten expresarnos, para desafiar a aquellas personas que las observan a que decodifiquen el significado y lo resignifiquen, porque una buena fotografía la construye el fotógrafo pero una vez publicada crece en cada persona que la observa.