logo fundacion trans

Cuidemos nuestros afectos personales.

   CuidemosnsAfectosPersonales

¿Qué vemos y qué sentimos en Nivel Inicial?

Sin dudas lo que vemos y lo que sentimos está estrechamente ligado, porque sabemos que no se puede enseñar y aprender sin sentir, sin tener como punto de partida y como base los vínculos afectivos, las emociones. 

Cuidemos06

 Cuando se habla de emoción se hace referencia a la reacción que una persona experimenta a partir de un estímulo. Las emociones son universales y representan un complejo mundo en el que se incluyen tanto emociones positivas como la alegría, la felicidad, el amor, como emociones negativas: la ira, el miedo, la tristeza, la ansiedad... Están presentes en la vida del ser humano desde que nace y desempeñan una función relevante en la formación de la personalidad. (López, 2005)

Tal como señalan distintos estudios y autores (López, 2005; Navarro, 2006) las habilidades sociales y emocionales son imprescindibles para el total desarrollo de las personas.

Educar las emociones facilita la adquisición de un espíritu crítico, la resolución de conflictos de manera pacífica, el implicarse en las tareas, la cultura del esfuerzo. Además, la adquisición de habilidades socioemocionales ayudará a los alumnos a trabajar cooperativa-mente, tanto en la escuela como en todo su accionar en la adultez.

Los niños poseen multitud de sentimientos y emociones que necesitan expresar y manifestar, pero en muchas ocasiones no son capaces de comprender qué es lo que sienten, por qué lo están sintiendo y cuál es la manera de actuar. Por eso desde la Educación Inicial debe trabajarse el correcto desarrollo de la Inteligencia Emocional.

Entonces ¿cómo trabajar las emociones en el Jardín? MIEDO, ENOJO, ALEGRÍA, TRISTEZA, CALMA…

Son emociones que aparecen siempre, hay muchas y variadas actividades para trabajar con ellas.

¿Qué hicimos? ¿Cómo atravesamos nuestras emociones? ¿Cómo las expresamos?

Confeccionamos muñecos grandes para que nos ayuden en cada emoción, con brazos largos para que nos abracen cuando estamos tristes, que nos hagan cosquillas cuando estamos enojados, un muñeco colorido para que nos acompañe cuando tenemos miedo, uno muy mullido para que nos ayude a calmar nuestro enojo.

Con la ayuda de máscaras que representan distintas emociones, pudimos expresarnos:

– hoy usamos la máscara triste para contarles algo feo que me pasó,

– ahora me pongo la careta alegre porque tengo una amiga nueva.

Dentro de la Sala armamos un EMOCIONÓMETRO, que consta de carteles de colores (cada color representa una emoción), y broches con los nombres de los chicos para que cada uno reconozca y ubique la emoción que está sintiendo.

Y así, muchas otras actividades que emocionan. No faltan en el Jardín: mantas que abrazan, susurradores para hablar bajito y al oído, paraguas bajo los cuales podemos compartir charlas cálidas y que no son para todos, títeres que hacen mimos y la firme convicción de que creando un espacio colmado de afecto, escucha atenta, palabras contenedoras, abrazos verdaderos que dicen - aquí estoy, los chicos crecen afectiva y efectivamente, los grandes nos emocionamos y seguimos creciendo junto a ellos y todos CUIDAMOS NUESTRO AFECTOS PERSONALES.

Olvidarán lo que dijiste,

olvidarán lo que hiciste,

pero jamás olvidarán

lo que les hiciste sentir

PROF. CLAUDIA JACOB