logo fundacion trans

Las voces de los adolescentes

Estos espacios de intercambio nos obligan a replantearnos constantemente nuestro rol como educadores. Los chicos aprende de nosotros y nosotros aprendemos de ellos, creciendo juntos cada día.

La voces de los adolescentesEn el marco del Proyecto Institucional : ¿Consumidores o consumidos? trabajamos con los alumnos de primer año sobre la Adolescencia. Utilizamos como disparador el siguiente texto de la psicoanalista Francoise Dolto: La adolescencia es como un segundo nacimiento que se realizaría progresivamente. Hay que quitar poco a poco la protección familiar, como se ha quitado la placenta protectora. Quitar la infancia, hacer desaparecer al niño que hay en nosotros, constituye una mutación Ya nada es como antes, pero es indefinible...

Hay inseguridad en el aire, existe el deseo de salir de eso y la falta de confianza en sí mismo (...)

Las voces de los adolescentesLas langostas, cuando cambian de caparazón, pierden primero el viejo y quedan sin defensa por un tiempo, hasta fabricar uno nuevo. Durante ese tiempo se hallan en gran peligro. Para los adolescentes viene a ser la misma cosa (...)

La adolescencia es además un movimiento pleno de fuerza, de promesas de vida, de expansión...Como los brotes que salen de la tierra, uno tiene necesidad de salir. 1

Luego de su lectura en forma individual los chicos respondieron preguntas, relacionadas con dicho texto.

Finalmente realizamos una puesta en común durante la cual debatimos respecto al tema mencionado.

Un espacio para pensar-se

Teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad en la que predomina el consumo excesivo de distintos productos, con una tendencia a confundir el ser con el tener, podríamos enmarcar a la Adolescencia como etapa evolutiva, en la que la construcción de la identidad es una de sus principales características.

Frente a estos tiempos que apremian, en una cultura en la cual pareciera que todo es ya, consideré de suma importancia poder parar, para brindar a nuestros alumnos un espacio-tiempo de escucha en el cual otorgarles la palabra.

El resultado de dicha experiencia corroboró mi apreciación acerca de la importancia de intentar meternos en su mundo, escuchando sus miedos, sus deseos, sus búsquedas, sus emociones y sentimientos. Pienso que es por este camino que podemos lograr, como adultos, comprender más el universo adolescente.

Estos espacios de intercambio nos obligan a replantearnos constantemente nuestro rol como educadores. Los chicos aprenden de nosotros y nosotros aprendemos de ellos, creciendo juntos cada día.

A continuación me gustaría compartir con ustedes algunas reflexiones de los alumnos:

La adolescencia es poder definirse, encontrarse a uno mismo a través de los errores cometidos, tener metas en la vida. La palabra salir quiere decir liberarse, ser como uno quiere ser...

Tus padres te protegen mucho en la primera etapa del crecimiento, en la adolescencia te tienen que ir soltando de a poco.

Salir es expresarse y sentir nuevas sensaciones.

Por un lado está bueno alejarse de los padres, pero a veces los necesitamos.

Ser adolescentes es empezar a ser más independientes.

Lo bueno de la adolescencia es que te vas encontrando, conociendo, y vas buscando tu camino.

Es una etapa de la vida en la que empezás a ser más responsable y más maduro.

Como la langosta cambia su caparazón, los adolescentes renuevan su vida.

Prof. Liliana Noemí Sassone


[1] DOLTO, F y DOLTO-TOLITCH, C. Palabras para adolescentes o el complejo de la langosta. Buenos aires, Atlántida, 1992